¿Qué Significa Ser Un Buen Líder?


Nunca en mi vida he tenido un líder que diga: “Yo quiero ser un líder horrible”. Pero he tenido muchísimos líderes horribles. Honestamente, creo que la mayoría hacía lo mejor que sabía hacer… pero eso no alcanzaba.


Estaban abrumados con todas las tareas que implicaba su trabajo y sentían que no tenían tiempo para mejorar su liderazgo. Terminaban respondiendo a crisis tras crisis, como si fueran bomberos.


En mi primer trabajo tuve el peor jefe de mi vida. Lo ascendieron a su puesto porque tenía más experiencia que todos los demás pero no le dieron nada de entrenamiento ni apoyo. Él no sabía qué hacer —y como no quería parecer débil— nunca pidió ayuda.


En menos de un año, la mitad del equipo se había ido. No había posibilidades de crecer con él a cargo —y para peor generaba un clima de trabajo muy estresante.


Desafortunadamente este escenario es muy común.


¿Sabías que 1 de cada 2 empleados ha renunciado a su trabajo en algún momento para alejarse de su jefe?

Piensa en todo el tiempo, dinero y esfuerzo que has puesto en tu gente. Si se va uno, ¿qué estás perdiendo? No solo a la persona ¡Estás perdiendo toda la inversión que has hecho en ella! —Dicen que perder a alguien es equivalente a tirar 2 años de su salario al fuego (¡Ouch!).


No es un lujo, tener un liderazgo efectivo es esencial para el éxito de tu empresa y tu carrera.


Después de experimentar la diferencia que un muy buen líder puede tener, empecé a preguntarle a cada líder que conocía: “¿Cómo se mide un buen liderazgo?” “¿Cómo sabés si estás liderando bien?”


Hasta ahora no he escuchado una respuesta clara, son siempre confusas. Y para ser honesto me acuerdo mi primer puesto de liderazgo y estaba totalmente perdido. Pensé que iba a ser muy bueno liderando otras personas pero... ¡Estuvimos perdidos como equipo casi 3 años! Por fin encontré algo que realmente me ayudó, y es algo que creo que te puede ayudar a ti también.


Cuando alguien me introdujo al Modelo del Líder Confiable no lo pude creer. Sentí que por años había estado intentando armar un rompecabezas sin ninguna guía de ayuda. Contar con el modelo fue lo que estaba necesitando para poder terminar y armarlo —¡Me dieron la tapa de la caja con la imagen de muestra!

Por fin tenía el contexto que necesitaba, y todos los desafíos que estaba experimentando, cada pedacito de la rompecabeza, podía diagnosticarlos y empezar a trabajar en ellos. Para mi y miles de otros este modelo ha quitado el misterio del tema del liderazgo y me a dado claridad para poder liderar mejor.


Aquí en Un Líder Diferente usamos el Modelo del Líder Confiable justamente por eso. Es un esquema mental que te ayuda a orientarte y rápidamente diagnosticar cualquier desafío en tu liderazgo. ¡Y me encanta porque es muy muy sencillo!


He leído un montón de libros sobre el liderazgo (y hay muchos muy buenos) pero me pasó que en el medio del caos del trabajo nunca me acordaba de las 29.000 cosas que había leído. En este modelo son solamente 3 las cosas que debes recordar. Sí, 3. Son las tres responsabilidades fundamentales de un buen liderazgo. Te cuento…


Las 3 Responsabilidades de un Líder


1. Liderar

Este no puedes delegarlo a otra persona —si lo hicieras ya no serías el líder, ¿no es cierto?—. Liderar es influenciar y empoderar intencionalmente a tu gente para que logre su tarea. Es marcar dirección, alinear, motivar y dirigir a tus colaboradores para que cada persona en tu equipo puede contestar las preguntas: “¿A dónde vamos?” “¿Por qué vamos hacia allá?” “¿Cómo vamos a llegar?”.


2. Cuidar

Si no lideras bien puede que tu gente esté frustrada y confundida pero si no cuidas a tu gente la perderás. Cuidar es observar y responder intencionalmente a sus necesidades y bienestar. Es conocer, conectar, proveer y proteger. ¿Sabías que 79% de los empleados que dejan un trabajo listan la falta de aprecio como la razón por la cual se van? Debes cuidar de tu gente.


3. Desarrollar

Finalmente quieres estar fortaleciendo a conciencia la capacidad de tu gente para que pueda crecer y contribuir favorablemente a la empresa. Es entender que son las cosas que necesitan para hacer bien el trabajo. Aquí buscas constantemente estar aumentando la capacidad de contribuir que ellos tienen.


En fin. Son 3 responsabilidades esenciales de un líder. Obviamente se necesitan las 3 para ser exitoso en tu puesto, pero como humanos, no somos perfectos. Para la mayoría de nosotros al menos una de esas responsabilidades nos viene muy natural —¡Es tu fuerte!—. Habrán otras que nos sean más difíciles, y otras que siquiera sepas como hacer.


El desafío está en que cuando falla una tienes un liderazgo que es —pues— menos confiable. A mi me gusta pensar en este fenómeno como “estilos de liderazgo”.


Estilos de Liderazgo


El General

Ponle que te falta cuidar. Lideras bien y desarrollas a tus personas como un buen general. ¿Pero qué pasa si no las cuidas? Dejas gente muerta en el campo de batalla.


El Amigo

Hay otros que les falta liderar. Están siempre cuidandote, ayudándote con lo que necesites pero no tienen dirección ni claridad. No tienes un líder, tienes un amigo.


El Porrista

Yo tuve un líder que le faltaba desarrollar y sentí que era más un porrista que un líder. Estaba siempre marcando dirección y animándome pero no me capacitaba jamás y terminé el año sin haber crecido y sin progresar hacia mis metas.


El primer paso en el camino de ser un líder diferente es reconocer dónde estás. ¿Qué tipo de líder eres en este momento?


¿Eres un General, un Amigo o un Porrista con tu gente?


Puedes ir a www.unliderdiferente.com/evaluacion Realizarla te llevará de 5 a 8 minutos.

En las próximas semanas vamos a estar desmenuzando estas 3 responsabilidades principales de un líder para ayudarte en tu camino, y convertirte así en Un Líder Diferente —¡De verdad! Pero para que te vayas pensando ya:

  • Ir a www.unliderdiferente.com/evaluacion para tomar una evaluación que te dice exactamente cómo vas… (es gratis).

  • Anota cada persona que te tiene presente como su líder en algún aspecto, y reflexiona sobre cómo los has liderado… cuidado… y desarrollado.

  • ¿Qué has hecho bien? ¿Dónde hay fallas?

  • Ahora piensa en qué puedes hacer esta semana para liderar, cuidar, y desarrollar mejor.

Cada Semana.png

© 2020 by BME Services

bmelogo1.png