El Secreto de Cómo Tener Gente Comprometida y Motivada



¿Sabías que 1 de cada 2 empleados ha renunciado a su trabajo en algún momento para alejarse de su jefe?, y de ellos, ¿el 79% mencionan que la falta de cuidado es la razón por la cual se van?


Lo que atrasa a la empresa (y al equipo) perder una persona es mucho —tiempo, dinero, talento, estado de ánimo de tu equipo—. Todos queremos gente comprometida y motivada que se queden y ayuden a alcanzar nuestras metas. Pero, ¿cómo lo logramos?


Les voy a contar el secreto: Tienes que cuidar de tu gente.



Ahora, cuando mucha gente escucha esto piensan: o en abrazos y cariño, y dicen “eh, eso está fuera de lugar en el ambiente profesional”; o simplemente piensan que lo hacen bien y no prestan más atención (¡pero hay mucho más para conocer que el nombre de la persona!).


Así que déjame explicar un poco… Ya hablamos de la primera responsabilidad de un líder: LIDERAR. (Si lo perdiste puedes ver el video aquí o leerlo aquí).


CUIDAR es la segunda responsabilidad de un líder y también lo dividimos en cuatro aspectos que son: Conocer, Conectar, Proveer, Proteger.


No se preocupen no les voy a decir que tienen que dar abrazos a todos tus empleados. Voy a dar un poco de contexto a cada aspecto para que puedan ver dónde les va bien y dónde tienen oportunidad de crecer para que tengan empleados más comprometidos y más motivados…


Los 4 Aspectos Operativos de CUIDAR


1. Conocer

Conocer pasa más allá de saber el nombre de la persona del cubículo de al lado. Pero no se trata tampoco de meterte demasiado en sus vidas.


Como líder es importante que conozcas a tu gente para saber cómo comunicar y relacionarte mejor con ellos. Eso te permitirá motivarlos, enseñarles, evitar conflictos, etcétera.


El ser humano es complejo y hay un montón de herramientas para ayudarte a conocer mejor a tu gente incluyendo personalidades, estilos de conflicto, lenguajes de amor/afirmación…


Alejando menciona en el video que él tiene un cuaderno con una página para cada cliente. Ahí tiene listado nombres de sus parejas e hijos, cumpleaños, etc. y lo usa como recordatorio para conectarse mejor con ellos. Lo que nos lleva al segundo aspecto:



2. Conectar

Puedes saber mucho de una persona sin tener una conexión con ella. Por ejemplo, tengo una amiga que sabe cada detalle de la vida de Luis Miguel pero, estoy seguro, él no tiene ni la más remota idea de quién es ella —y definitivamente no tienen ninguna conexión personal.


Hoy en día hay una gran falta de conexión a nivel de las relaciones humanas, especialmente en el ambiente profesional. Puede que sea por tanta tecnología o el ritmo que llevamos en el día a día, pero sea lo que sea, no siempre nos tomamos el tiempo para conectar con los que nos rodean. Esa conexión relacional es lo que más nos genera compromiso.


Te voy a recomendar dos cosas que puedes hacer para empezar a invertir en una conexión real con tu gente:

  • Mirar a los ojos. Suena sencillo pero hoy en día no es tan común. Pasa todo el tiempo que estoy en una conversación con alguien y el otro pasa la mitad mirando a su celular. Cada vez que suena un mensaje o mail lo está chequeando. Y no solo hace difícil mantener el enfoque de la conversación, sino que puede manifestar que lo que está pasando en el celular es más importante de lo que estamos hablando juntos.

  • Ser empático. No significa estar de acuerdo. Es entender a la otra persona y su situación sin intentar arreglarla. Ponerse en sus zapatos. Cuando tu gente siente que entiendes dónde están y que sientes algo de empatía por ellos (empatía genuina, ¡si intentes fingirlo se van a dar cuenta!) van a estar más dispuestos a seguirte.

Cuidar de tus personas es invertir en ellos. Cada conexión que haces es una inversión en ellos. Van a estar más dispuestos y más comprometidos, y te permitirá desarrollarlos a ellos en sus trabajos por la confianza que generas.



3. Proveer

No hay nada más frustrante que recibir una tarea y darte cuenta de que no tienes lo que necesitas para completarla. De eso se trata ese aspecto de proveer.


¿Qué necesitan tus personas para tener éxito en su trabajo? Sea finanzas, herramientas, habilidades, tiempo... no cometas el error de asignar tareas y no proveer lo que se necesita para llevarlo a cabo. Proveer es darle el respaldo a tu gente para que ellos sepan que tienen todo que necesitan para hacer lo que estas pidiendo de ellos.



4. Proteger

Proteger tiene todo que ver con la cultura de tu empresa. Si tu gente tiene miedo de equivocarse o tomar riesgos, limitarás la creatividad y innovación que puedan generar.


Proteger el espacio de trabajo de chismes y miedo cae debajo de ese aspecto. Si tu gente no se siente segura, no van a tener el mismo desempeño. Tienen que tener la libertad de cometer errores y arriesgarse de vez en cuando con innovaciones.


Una manera práctica de estimular un ambiente positivo dentro del equipo es que en vez de solo incentivar y compensar al desempeño individual, que existan compensaciones para el desempeño del equipo. Esto genera menos competencia entre tu gente y más compañerismo y mas sintonia en proyectos.


En fin, recuerda que cada vez que haces algo para cuidar de tu gente estas invirtiendo en ellos. Cuidar te rinde resultados muy tangibles y muy rápido.

Aquí te dejo unas preguntas para aplicar y 2 recursos gratuitos para apoyarte en el camino.


¿Cómo sientes que vas con CUIDAR?


Pensando en la gente que lideras, en las últimas 2 semanas…

  • ¿Qué has hecho para Conocer, Conectar, Proveer, Proteger?

  • ¿Qué te está funcionando? ¿Qué te está costando? ¿Qué necesitas mejorar?

Tenemos 2 recursos gratuitos para ayudarte en esto.

¡Déjanos un comentario y cuéntanos como te va con este tema!

Cada Semana.png

© 2020 by BME Services

bmelogo1.png